Nuestra historia

La venta de una de sus yeguas más prestigiosas internacionalmente, Habanera XLIX, le permitió a la familia Garrocho adquirir su primera finca de olivos, llamada Viña Fuentes.

La segunda generación de la familia Garrocho lanza dos variedades de aceites prémium tras una larga experiencia tanto en el sector del cultivo de aceitunas como en el de la producción de aceites de alta calidad.

En 1987, la familia Garrocho se adentró en la industria ganadera y en la cría de caballos de pura raza española, lo cual le permitió comenzar esta almazara boutique. La venta de una de sus yeguas más prestigiosas internacionalmente, Habanera XLIX, le permitió a la familia Garrocho adquirir su primera finca de olivos, llamada Viña Fuentes. La compra de esta plantación constituyó el inicio de este gran proyecto que la familia tenía en mente desde hacía mucho tiempo.

El objetivo de la familia Garrocho ha sido posicionarse en el sector premium a través de la más alta calidad en sus productos. Para ello se han centrado en la base de la cadena de producción, controlando el total de las hectáreas necesarias para la producción. Para que el resultado sea excelente, la familia trabaja con los procesos más avanzados de extracción.

Todas las fincas de la familia Garrocho están ubicadas en Morón de la Frontera, puesto que este lugar garantiza unas condiciones óptimas e inmejorables para el cultivo de una aceituna de alta calidad.

Se adjuntan unas impresiones de las instalaciones y de todo el proceso de recolecta y prensa de la aceituna:

Garrocho

Aceite de Oliva Virgen Extra

Email: marketing@garrocho.com

Almaoliva Viña de Fuentes S.L.
Finca Viña de Fuentes
Carretera SE-456, Km 1,1
Apartado de Correos 25
41530 Morón de la Frontera (Sevilla)